sábado, 9 de noviembre de 2013

LA GESTIÓN DE LAS EMOCIONES DESAGRADABLES

HABLANDO EN CONFIANZA
Temporada 2013/2014
PROGRAMA 3

Cuando hablamos de la importancia de incidir en una educación emocional, puede estar dando la sensación de que lo que sucede es que no se educa en emociones... lo cual es absolutamente falso.
Hemos de recordar una vez más que si hay algo de lo que no podemos escapar es de la educación, del propio proceso de aprendizaje. No es un acto siempre voluntario, en ocasiones, se desarrolla como parte de nuestro proceso de adaptación, o bien a través de la observación de modelos, o bien a través de la creación de ideas que nos permitan adaptarnos adecuadamente. Estos procesos pueden darse de manera inconsciente, sin mediar la voluntad.
Por lo tanto, en todo momento estamos educando y al mismo tiempo aprendiendo de la realidad que nos rodea. De hecho necesitamos encontrar un sentido a dicha realidad (de lo contrario podríamos vivir en un estado permanente de indefensión aprendida al tener la sensación de estar moviéndonos en un entorno incierto y poco predecible) y lo hacemos de manera profundamente activa, de tal forma que cuando hay algún asunto o estímulo que se escapa de nuestro entendimiento (probablemente por carecer de la suficiente información), procuramos buscarle sentido aportando datos de nuestra propia experiencia.

En lo que respecta a las emociones, en función de nuestra propia tendencia o estilo de pensamiento, cambiará tanto la forma, como el fondo de aquello que se nos esté presentando. Es decir, si entendemos o partimos del prejuicio de que vivimos en un mundo hostil, hay mayor probabilidad de que el sentido que le demos a cualquier situación, o la interpretación que hagamos de la misma, sea con una tendencia agresiva, a la defensiva. Si por contra, mantenemos una postura más optimista, la tendencia a interpretar la misma situación estará probablemente más centrada a entender el motivo y actuar en consecuencia de una manera mucho más asertiva.

En todo caso, necesitamos considerar 3 aspectos fundamentales:
1/ La intensidad con la que cada persona siente (existen grados, lógicamente en función de las propias diferencias individuales)
2/ Los patrones de expresión emocional que hemos observado y con los que hemos convivido.
3/ El momento del desarrollo en el que nos encontramos.

https://www.facebook.com/MetodoWaldorf
Lo cierto es que CONSTANTEMENTE estamos educando en emociones, más incluso a través de nuestra actitud ante la vida que a través de lo que "decimos que hay que hacer o sentir".

LA EXPRESIÓN DEL ENFADO O LA IRA
La expresión de emociones de índole negativa suelen ser con mayor frecuencia penalizadas e incluso coartadas.
Y para que evolucione el proceso de manera adecuada, necesitan ser expresadas, salir fuera, según el momento evolutivo en el que se halle el individuo. Por ejemplo, ¿por qué no permitir mostrar enfado a un@ niñ@ pequeñ@? Cierto es que a las personas que le rodean puede resultarnos molesta dicha expresión (lo que denominamos comúnmente como rabietas), pero no significa que debamos frenarlas a toda costa. Evidentemente habrá diversos grados y dependerá también de la medida en la que incluso puede resultar perjudicial para es@ niñ@ (especialmente ante una expresión exacerbada en la que puede llegar a hacerse daño a sí mism@ o a otras personas), pero el primer paso que quizá deberíamos plantearnos es el de la empatía: ¿qué ha hecho que se enfade? ¿tiene derecho a enfadarse, teniendo en cuenta su momento del desarrollo y su propia emotividad?... y a partir de ahí, obrar en consecuencia. Cada niñ@ expresa sus emociones con los recursos de los que dispone en ese momento evolutivo y que le permite su propio grado de desarrollo cognitivo.

Imaginémonos... ¿cómo nos sentimos nosotr@s ante una frustración? Cuando tenemos un objetivo que deseamos conseguir y no lo logramos, no por falta de esfuerzo por nuestra parte, sino porque hay alguien que externamente nos impide conseguirlo. ¿Qué nos hace sentir esta situación? Frustración, enfado... incluso ira hacia esa persona. De hecho, no hace falta imaginarse una situación "hipotética", ya que desde luego hay expresiones de inmensa ira por parte de personas adultas. Son expresiones que de hecho suelen resultar a su vez muy desagradables para las personas que las perciben, así como para la propia persona que las manifiesta, que constantemente desearía poder controlar semejante sensación de "estar fuera de control".

LA EXPRESIÓN DEL MIEDO
¿Sería deseable no sentir miedo? Evidentemente, la respuesta es NO. Todo va a depender en gran medida de la intensidad del miedo, así como de las consecuencias que experimentamos tras esa sensación.
Necesitamos el miedo para no exponernos a estímulos o situaciones que puedan resultar un peligro potencial para incluso nuestra propia vida. Es esa cautela que mantenemos ante la posibilidad de que algo nos pueda causar daño, tanto a nosotros mismos, como a alguien de nuestro entorno más cercano.
Por ello no deberíamos penalizar su expresión, ni ridiculizarla cuando la observamos en la infancia: lo desconocido tiende a generar de manera innata dicha sensación, así como la privación de algún estímulo (de ahí que frecuentemente se produzca miedo a la oscuridad).
Para apoyar y ayudar a un@ niñ@ a aprender a gestionar sus miedos:
1) Ayudarles a aceptarlo mostrándoles nuestra comprensión.
2) Procurar NO utilizar el miedo como herramienta para lograr nuestros fines individuales (por ejemplo, atemorizar con el "coco", el "hombre del saco", el "lobo feroz", etc...). El motivo no es otro que de esta forma le atemorizamos con cosas que no puede llegar a comprobar nunca por sí mism@, puesto que no existen, lo cual puede llegar a degenerar en el posterior padecimiento de miedos inespecíficos e irracionales.
3) Hacerle entender que esa sensación es común para todos los seres vivos, porque incluso tú mism@ sientes miedo.

1 comentario:

MUJER, EDUCACIÓN Y CULTURA

MUJER, EDUCACIÓN Y CULTURA
Pincha la imagen para acceder al blog

APRENDER Y DIVERTIRSE...¡¡TODO EN UNO!! (blog)

APRENDER Y DIVERTIRSE...¡¡TODO EN UNO!! (blog)
¡Pincha la foto para ir al blog!

GTA de AACC

GTA de AACC
Grupo de Trabajo y Apoyo a las Altas Capacidades Intelectuales (blog)

DISLEXIA: INVESTIGACIÓN E INTERVENCIÓN

GENTE DISRUPTIVA

GENTE DISRUPTIVA
(acceso al blog a través de la imagen)
Loading...

Entradas populares