martes, 17 de enero de 2012

NECESITAMOS EDUCAR PARA "LO HUMANO"

"Las cosas fueron hechas para ser usadas y las personas para ser amadas. La razón por la que el mundo está en caos es porque las personas están siendo usadas y las cosas amadas"

Me gusta pensar que educamos en valores. Y no me refiero tan sólo a niños y niñas, sino también a nosotr@s mism@s... procuremos recordar que el proceso de aprendizaje nos va a acompañar a lo largo de toda nuestra vida. En cambio, he preferido aludir a "lo humano", en lugar de utilizar la palabra "valores" por un motivo muy simple: en cada vez más ocasiones, y siempre dependiendo de la persona que pronuncie dicha palabra, se pretende aludir a una especie de necesidad de retornar a lo de antaño. No me gusta este tinte conservador que se pretende dar a algo tan universal como los valores humanos, necesarios para una buena convivencia familiar y social.

Se oye, se comenta, se dice... que todos los males de esta cultura han comenzado desde la "incorporación de la mujer al mundo laboral" (¡como si en algún momento a lo largo de la historia, la mujer nunca hubiese trabajado fuera de casa!), que lo que en realidad se necesita es el retorno a una "familia tradicional"... ¿a cuál?
Recuerdo siempre lo que mis abuelas me contaban acerca de su infancia: su padre iba a ganar el jornal, mientras su madre se quedaba cuidando de toda la prole, además de tareas domésticas y, al vivir en entorno rural, salir a cuidar el ganado y las tierras que cultivaban. Eso sí, las hermanas mayores, a edades tan tempranas como los 4 años, tenían que empezar a cuidar de sus hermanos menores, y tod@s ell@s, en el momento en que pudiesen empezar a aportar jornal a la familia, era lo que debían hacer. La edad de ese "momento", por ejemplo, en el caso de mi suegra, fue los 9 años.

NO. No me apetece retornar a esa "familia tradicional". Me apetece quedarme con lo que esos miembros de todas esas familias nos han aportado y siguen aportando en la realidad presente.

Lo cierto es que "lo humano" no es una moda que puede desaparecer con el tiempo, con el progreso. Hay verdades universales que trascienden a este concepto de "modernidad". Los derechos humanos universales no son propiedad de ningún culto, o religión, ideología política o grupo étnico o cultural.
Y aunque no lo creamos, porque en ocasiones en nuestra cultura predomina demasiado una tendencia al pesimismo, juzgando a una amplia mayoría social y cultural por lo que un@s poc@s hacen, la sociedad no está carente de valores, al menos no de los más importantes.
Por ejemplo, recuerdo una anécdota de mi primer embarazo: mi primer hijo nació un 24 de julio, en el verano más caluroso que mi mente puede recordar (obviamente, es probable que por cuestiones de índole "subjetivo" jejeje)... estaba yo con mi barriga de 8 meses y medio a principios de julio aguardando a que me llegara el turno de ser atendida en la caja de un supermercado en Mieres. Esa barriga era tan tridimensional, que incluso estaba a punto de entrar en la cuarta dimensión. Enorme. Seguro que mi madre me podía ver desde Bimenes (a 50 km)... no exagero, puede atestiguarlo cualquiera que me la hubiese visto en su día.
Y como además habitualmente soy hipotensa (mi tensión arterial se asemeja a las condiciones económicas actuales: de tendencia "a la baja"), me dio una especie de vahído. Pues bien, en ese momento, una persona, de unos 70 años, aprovechó para colárseme. Esto es podría resultar lo más llamativo, lo que resulta más atractivo cara a "dar las noticias"... pero en realidad no fue así. El resto se volcó en mí: uno sacaba el móvil para llamar a una ambulancia por si me ponía de parto, otra me agarró del brazo para ayudarme a buscar un sitio para sentarme, otro me daba aire con un trozo de papel, la propia cajera dejó su puesto de trabajo (¡que se fastidie la "colona"! jejeje) para intentar ayudarme... incluso cuando ya me encontraba mejor, varias personas se ofrecieron a ayudarme a llevar la compra donde necesitara.
Es decir, la amplia mayoría, de distintos sexos, diversas edades y probablemente, diferente estatus social, vino a ayudarme y una sola persona fue la que pecó de "insolidaria".... ¿con qué parte nos quedamos?

"Valor" no es lo mismo que "Precio"
Si llegamos a tomas consciencia del significado real de la frase del principio de esta entrada, podemos empezar a dar pasos en nuestra propia educación, cuestionándonos qué es lo que valoramos en realidad, dónde colocamos el punto de corte en lo que respecta a nuestra prioridad:

1. LA CASA ¿Nos gusta porque es grande, está decorada con un gusto "sublime" y económicamente está valorada con un precio elevado en el mercado o el motivo por el que nos gusta es porque es UN HOGAR en el que compartimos vivencias con las personas que más queremos?

2. EL COCHE ¿Lo necesitamos porque es potente, moderno, asientos de cuero, y tecnología alemana (que está muy de moda el eslogan)... o porque es nuestro medio de transporte que nos permite desplazarnos al trabajo, al colegio, a la compra...?

3. UN TÍTULO UNIVERSITARIO ¿Lo obtenemos porque da prestigio social o porque sienta la base de un futuro en el que siempre se va a seguir aprendiendo para continuar mejorando?

4. UN TRABAJO ¿Lo ejecutamos porque podemos obtener un sueldo o porque desempeñamos nuestras habilidades, destrezas y talento para seguir teniendo "sensación de ser útil"?

No lo olvidemos: procuremos no confundir el "valor" real de las cosas con el "precio" que tengan en un momento determinado. Porque todo lo que nos rodea en la vida tiene valor y si nos paramos a pensar, muy pocas cosas tienen precio.

JUEGOS PARA APRENDER VALORES

4 comentarios:

  1. Incorporo la frase a mis cuadernos de cuadritos...
    Sublime, cuanto dice en tan poco.

    Y... que razón tienes, esta sociedad está loca y lo está por su influencia. Ahora ya no vale la palabra, vale el precio de la palabra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poco a poco habrá que ir formándose en el valor real de cada cosa. Sólo así estaremos capacitad@s para convertirnos en buen@s formador@s de nuestr@s hij@s...

      Eliminar
  2. Por estar muy preocupada por la educacion formal, (la escuela) considero justamente que el problema es los valores que persigue, y los cuales tiene como bjetivo fundamental. Es necesario tener claro cuales son los valores que se intentan transmitir a las generaciones futuras, creo que los que hoy se intentan trasmitir son sectarios, exclusivos, discriminantes, racistas, homogeneizadores, PATETICOS!!!, muy interesante tu planteo de los valores.

    ResponderEliminar
  3. Te felicito ampliamente, es éste un excelente relato sobre una gran parte de "la realidad social" positiva que poco se toma en cuenta y no se difunde y por otro lado, marcas el desvío frecuente en la perspectiva de la gente "hacia el punto negro", a pensar lo peor de todo, lo negativo del ser humano. No todos estamos inmersos en la inconsciencia humana!!! habemos muchos que día a día hacemos un fuerte trabajo interno para ser mejores personas y poder aportar así, algo mejor de nosotros mismos al mundo. ¡Fuera nostalgias! que por ser recuerdos están teñidos de interpretaciones emocionales confusas. Solo hay que ver atrás para lograr apreciar una autentica perspectiva del verdadero avance y evolución que hemos logrado, y que seguimos modificando a diario.

    ResponderEliminar

MUJER, EDUCACIÓN Y CULTURA

MUJER, EDUCACIÓN Y CULTURA
Pincha la imagen para acceder al blog

APRENDER Y DIVERTIRSE...¡¡TODO EN UNO!! (blog)

APRENDER Y DIVERTIRSE...¡¡TODO EN UNO!! (blog)
¡Pincha la foto para ir al blog!

GTA de AACC

GTA de AACC
Grupo de Trabajo y Apoyo a las Altas Capacidades Intelectuales (blog)

DISLEXIA: INVESTIGACIÓN E INTERVENCIÓN

GENTE DISRUPTIVA

GENTE DISRUPTIVA
(acceso al blog a través de la imagen)
Loading...

Entradas populares